Noticias

GéoAtlantic – una reunión europea de energía geotérmica en Burdeos

Planned geothermal heating plant of Plaine de Garonne (source: Engie)
carlos Jorquera carlos Jorquera 26 Feb 2020

Un gran grupo de desarrolladores geotérmicos Europeos se reunieron en Bordeaux, Francia, en el marco del proyecto GeoAtlantic. A los participantes se les presentó el ambicioso proyecto de calor distrital geotérmico.

El martes 18 de febrero en la Cité du vin de Bordeaux, alrededor de cincuenta empresas geotérmicas europeos se reunieron para debatir sobre innovaciones y proyectos como parte del 7º Encuentro GeoAtlantic Internacional. La oportunidad para que Bordeaux Métropole brille gracias al calentamiento geotérmico de la ciudad desde un acuífero, un proyecto liderado por Bordeaux Métropole Energie a través de su filial Mixéner.

François Menet-Haure, director de la metrópoli de Burdeos ALEC (Agencia Local de Energía y Clima) y Gironda durante la inauguración del evento, indicó que “El sector de la energía geotérmica debe hoy mejorar su papel como actor principal en la transición energética de los territorios”. Este desarrollo de la actividad geotérmica está en marcha en la Unión Europea y los diversos desarrolladores de España, el Reino Unido o Portugal han allanado el camino para nuestros territorios aquí en Gironda. La Nueva Región de Aquitania es también un lugar privilegiado para la explotación de los recursos geotérmicos, ya que es el segundo depósito en Francia para la actividad geotérmica.

Para Bordeaux Métropole Energie, es el proyecto de calefacción urbana para aprovechar el acuífero local lo que constituye el orgullo de los equipos. De hecho, desde la creación de la empresa Energie des Bassins dedicada al establecimiento de la red de calor del distrito, que combina la energía geotérmica, la caldera de biomasa y la utilización del calor de las aguas residuales de la planta de tratamiento Louis Fargue, el distrito de Bassins se beneficia de una calefacción centralizada. El sistema compuesto por un 70% de energía renovable producida localmente. Es este sistema el que permite que funcione la calefacción de la Cité du vin. La red de calefacción que aprovecha el acuífero tiene no menos de 4 kilómetros de tuberías y 107 puntos de entrega para un monto total del proyecto estimado en EUR 32 millones. Una inversión necesaria según Vincent Dessane,

Por su parte, la Cité du vin, además de optar por la red de calefacción, depende de la refrigeración mediante bombeo de agua directamente al Garona, un sistema que tiene menos impacto en el medio ambiente que el sistema de aire clásico. Consta de 4 pozos, respectivamente de 35, 40 y 50 metros de profundidad, perforados en aguas superficiales cerca del Garona. Con el agua saliendo del sistema, que es de alrededor de 32 grados, el sistema permite una descarga directamente en el Garona, ya que este calor no tiene impacto en la biodiversidad del río, ya que es de alrededor de 23 m3 por hora (el flujo de Garona es de 631 m3/S) Así, la Cité du Vin disfruta de una temperatura estable durante todo el año, lo cual es de capital importancia ya que el museo alberga obras importantes, muy sensibles a los cambios de temperatura.

Fuente: Aqui.fr / ThinkGeoEnergy