Noticias

Chile: ENAP y la primera planta geotérmica en Sudamérica

Apacheta, Laguna Minique/ Atacama desert, Northern Chile (fuente: flickr/ Cissa Ferreira, creative commons)
carlos Jorquera carlos Jorquera 17 Jan 2017

La Empresa Nacional del Petróleo en Chile, pondrá en producción durante el 2017 la primera planta geotérmica de Sudamérica y será la planta ubicada a mayor altitud en el mundo: Cerro Pabellón, en Ollagüe, en sociedad con Enel. Marcelo Tokman, gerente general de la estatal se refiere a los nuevos desafíos de ENAP.

El 2016 ENAP concretó el ingreso al sector eléctrico y se adquirió el 85% de la central térmica Petropower. En entrevista con Marcelo Tokman, este se refirió a los nuevos desafíos:

¿Qué quieren hacer: comprar más activos eléctricos o hacer nuevas centrales?

“Hemos estado bien activos y vamos a seguir bien activos en generación eléctrica, en tres ámbitos. El primero, en cómo logramos garantizar el suministro eléctrico para el funcionamiento de las refinerías (…) El objetivo es asegurar el suministro eléctrico, aislarnos de las fluctuaciones del mercado y lograr aprovechar las sinergias de la cogeneración (electricidad y vapor) y además generar excedentes para el sistema eléctrico”.

“Un segundo ámbito de acción es el fomento a las energías renovables no convencionales. Durante el 2017 pondremos en producción la primera planta geotérmica de Sudamérica y la que está a mayor altitud en el mundo: Cerro Pabellón, en Ollagüe, en sociedad con Enel.

En Magallanes tenemos un proyecto que es una combinación de estas razones, satisfacer nuestras necesidades con ERNC. Se trata de un parque eólico en Cabo Negro, de 9 megawatts”.

“Un tercer aspecto es que haya oferta de generación de base para el desarrollo futuro de la matriz y que aseguremos que haya ofertas competitivas. Seguimos nuestra alianza con Mitsui principalmente con Nueva Era, en que ya participamos en la última licitación ofertando con este proyecto y la idea es seguir desarrollándolo y participar en las licitaciones eléctricas de este año y de 2018”.

-¿Se justifica que Enap, como empresa estatal, esté en el mercado eléctrico cuando ya hay más competencia y hay ERNC?

“El rol de Enap está definido en términos de la solicitud que hizo el Gobierno, que era que aseguremos que haya competencia y los resultados son sumamente positivos”.

-¿Pero influyó Enap en eso?

“Yo creo que sí. Influyó en términos de generar una amenaza competitiva de verdad, que los hizo ofertar precios bastante más bajos que los vigentes y que los contratos anteriores. Fue un elemento importante el hecho de que Enap participara con la cogeneradora de Aconcagua, Cerro Pabellón y (la central térmica) Nueva Era”.

-¿Y van a ofertar en los procesos que vienen?

“Sí. Necesitamos contribuir a un desarrollo balanceado de nuestra matriz. Si bien han entrado proyectos de ERNC, hay espacio en nuevos proyectos de generación de base, donde creemos que el foco debe ser en gas natural. El carbón está siendo abandonado y los grandes proyectos hidroeléctricos tienen dificultades para construirse, por lo que se hace necesario que existan proyectos de generación a base de gas natural como complemento a la masificación de las ERNC”.

“Hay un aspecto adicional: para los actores nuevos que quieren entrar a Chile con proyectos convencionales de gran tamaño, el ingreso no ha sido fácil. En la medida que Enap sea un vehículo que facilita ese ingreso y genere mayor competencia, lo vamos a seguir haciendo”.

-Hay expertos y empresas que señalan que los bajos precios por debajo de US$ 50 MW/h no son sustentables y hay dudas de que los proyectos se concretan. ¿Concuerda con esas críticas?

“Hubo un proceso sumamente competitivo, pero el mecanismo diseñado por el Gobierno tiene resguardos en términos de garantías y el no cumplir con las ofertas que hicieron las empresas significa costos para ellas”.

-¿Qué rol juega Enap si los proyectos no se concretan?

“Uno de los roles de Enap como empresa pública es estar disponible como un instrumento más frente a las distintas emergencias o crisis que pueda haber. Fue el rol que jugamos cuando dejó de venir el gas natural desde Argentina, sustituyéndolo por diésel; jugamos ese rol trayendo el GNL; es el rol que hemos jugado en Magallanes con la desaparición del gas natural convencional”.

-¿Esperan tener el proyecto este año?

“Se ha alcanzado un nivel de acuerdo bien transversal. Se avanza en un proyecto bastante consensuado, que debiera tramitarse expeditamente”.

“Estamos en condiciones de vender GNL a Argentina”

-Enap vendió GNL a Argentina a través de GNL Quintero. ¿Hay un acuerdo para volver a hacerlo de manera más permanente?

“Con nuestros socios, Metrogas y Endesa, estamos en condiciones de vender gas a Argentina durante el invierno, que es cuando a ellos se les genera un déficit. Hemos hecho llegar una propuesta, que está siendo analizada en Argentina y es de esperar que podamos repetirla nuevamente, porque este tipo de transacciones son mutuamente convenientes”.

“Esto es algo que ha sido propiciado por las autoridades políticas y es sumamente valioso avanzar en todo tipo de integración energética entre los países”.

Estamos revirtiendo un desfase en términos de inversiones que se produjo por muchos años debido a la compleja situación financiera de la empresa”.

 

Fuente: El Mercurio