Noticias

En colegio de Coyhaique, Chile, se opta por calefacción geotérmica para ayudar a descontaminar la ciudad

Manifestación termal - Pampa Lirima, Chile (source: Energía Andina)
carlos Jorquera carlos Jorquera 11 May 2018

En Coyhaique, la ciudad más contaminada de América, de acuerdo a la OMS en 2018, se opta por calefaccionar colegio con bomba de calor geotérmica, con el propósito de ayudar en la descontaminación. El proyecto es desarrollado por el CEGA y podría ser un inicio, con una mirada energética y ambiental, para el despegue de la geotermia de baja entalpía en Chile.

En Chile, aún se utiliza en algunas ciudades del sur del país la leña como combustible para la calefacción de viviendas y recintos privados y públicos, lo que tiene ciudades como Coyhaique, Temuco, Chillán y otras, con problemas de contaminación ambiental afectando la calidad de vida de la población. En 2018, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la ciudad de Coyhaique como la ciudad más contaminada de todo América y se espera que pronto se implemente un plan de descontaminación, donde la geotermia de baja y media entalpía, pueden jugar un rol clave.

El colegio Liceo Altos de Mackay, que alberga 300 alumnos, cambiará de la calefacción a leña por geotermia, utilizando bombas de calor geotérmica. El colegio se ubica en la Región de Aysén,ubicado al sur de Chile.

El proyecto de calefacción geotérmica, tiene un costo de $CL 200 millones ($330,000) y es financiado por el Fondo de Innovación y Competitividad de Aysén (FIC)  y ejecutado por el Centro de Excelencia en Geotermia de los Andes, CEGA, de la Universidad de Chile, liderado por el Dr. Diego Morata, quien es además miembro de la Asociación Internacional de Geotermia, IGA, en representación de Chile.

El proyecto consta de la perforación de un pozo de 60 metros, desde donde se obtendrá agua a 11°C, la que se utilizará como fluido auxiliar para ebullir el refrigerante con que opera la bomba de calor (que tiene un punto de ebullición mucho más bajo). El agua del pozo nunca tiene contacto con el refrigerante y ambos fluidos sólo transfieren calor de uno a otro, por lo que no hay ningún impacto ambiental o posibilidad de contaminación alguna de la napa.

A la fecha, en Chile hay sólo una planta geotérmica de 48 MW, Cerro Pabellón, en operación y este es uno de los primeros proyectos de geotermia con propósitos de calefacción existentes en el país. CEGA ya había participado en proyecto de calefacción geotérmico de invernadero en la misma zona. Muchas de las ciudades que tienen altos requerimientos de calefacción se ubican el los faldeos de los Andes chilenos y también a distancias cercanas a recursos geotérmicos ya explorados.

Fuente: comunicado por correo CEGA, LUN