Noticias

TNO: la mitad de los Países Bajos podría calefaccionarse con energía geotérmica

carlos Jorquera carlos Jorquera 11 Nov 2018

De acuerdo a la organización de investigación independiente TNO, los Países Bajos podrían suministrar cerca del 50% de su demanda de calefacción con energía geotérmica acoplada con almacenamiento de calor.

En un artículo reciente, TNO (Nederlandse Organisatie voor Toegepast Natuurwetenschappelijk Onderzoek), una organización de investigación independiente, con sede en los Países Bajos, argumenta que “la energía geotérmica junto con el almacenamiento de calor en el suelo puede proporcionar a tiempo una gran parte de la demanda de calor en Holanda”. En el mismo artículo, TNO señala que se necesita ‘un tipo de paquete IKEA’ para reducir la demanda de calor en los hogares.

TNO quiere bombear más agua caliente desde el subsuelo profundo y almacenarla temporalmente en reservorios poco profundos. Estos también podrían actuar como una batería para el calor solar y el calor residual industrial. La especialista Maurice Hanegraaf de TNO, señala “En teoría, podemos conectar dos tercios de los hogares holandeses a una red de calefacción y alimentar a la mitad de ellos con energía geotérmica”, si tal escala es realista es incierto, pero la institución del conocimiento toma en serio el uso a gran escala de la fuente de calor infinita, neutra en CO2.

Actualmente, los Países Bajos tienen 17 dobletes (pozos de doble profundidad) para energía geotérmica, que en conjunto representan una producción de calor de 3 PJ por año. Solo son utilizados por la horticultura de invernadero. Al multiplicar ese número al año 2030, es posible una producción de 50 PJ, suficiente para calentar 700,000 hogares. Según TNO, alrededor de 700 dobletes podrían proporcionar la mayor parte de la demanda de calor holandesa para el 2050.

El almacenamiento temporal del agua caliente de las profundidades subterráneas en depósitos poco profundos permite la producción continua

El obstáculo es el grande. La construcción de 175 dobles en 2030 costaría 3.500 millones de euros (unos 4.000 millones de dólares). El tiempo de amortización es demasiado largo porque sólo pueden producir en verano. El almacenamiento temporal del agua caliente de las profundidades subterráneas, en depósitos poco profundos, permite la producción continua. El precio de la energía geotérmica profunda, por lo tanto, puede reducirse en un 40% según los cálculos de TNO y en las redes de calor hasta en un 50%.

El proyecto de investigación “Heatstore”, que comenzó la semana pasada, explorará más estas posibilidades. Parte de este proyecto es un almacenamiento de calor que es 400 veces más grande que la batería más grande de Europa. ECN (parte de TNO) lidera este proyecto europeo junto a 23 partes interesadas provenientes de nueve países. Heatstore explora las tecnologías de almacenamiento en combinación con varias fuentes de calor: calor geotérmico, calor solar y calor residual. Esto está sucediendo en seis proyectos piloto europeos, incluyendo uno en Holanda del Norte. Este utiliza agua de 80° centígrados desde una fuente a unos tres kilómetros de profundidad.

El número de miles de casas que se están reconstruyendo cada año debiera ser de mil por día

El enfoque en la energía geotérmica está relacionado con los planes para hacer que los Países Bajos estén libres de gas natural. TNO preferiría ver una prohibición en las calderas de calefacción central, pero esta operación de mil millones de dólares apenas se afecta, ya que su reemplazo (bombas de calor) pronto funcionará con electricidad de una central eléctrica de carbón.

En las zonas urbanas, las redes de calor que (en parte) funcionan con energía geotérmica pueden ser decisivas para lograr la neutralidad energética, piensa TNO, siempre que las casas al mismo tiempo estén completamente aisladas y equipadas con equipo duradero. La cantidad de miles de casas que ahora se están reconstruyendo cada año debe llegar a ser de mil por día.

Huub Keizers (TNO), “Necesitamos una industrialización de soluciones de renovación para hogares desde antes del 2000″, o sea “Una casa debe estar lista dentro de los cinco días de inconveniencia”. Esto solo puede suceder si la fragmentación en la cadena llega a su fin. Los proveedores de bombas de calor, productos aislantes y paneles fotovoltaicos trabajan juntos y forman “un tipo de paquete IKEA”, lo cual “Beneficia la velocidad de trabajo y el precio. Puede bajar un 50%”.

Esta es, de hecho, una investigación interesante y se ha realizado una investigación similar en Alemania, destacando el importante papel esencial de la energía geotérmica en ese país. El punto sobre el uso del verano frente al invierno y, por lo tanto, los desafíos de la utilización durante todo el año y su posibilidad de almacenamiento, descuida el potencial de producir electricidad. Pero eso depende naturalmente de las temperaturas disponibles. Con las soluciones tecnológicas actuales, la electricidad podría generarse a partir de recursos de hasta 70° centígrados. Si bien es probable que sea caro, aún es en sí una opción, siempre que sea posible y económicamente viable.

Fuente: Cobouw.nl / ThinkGeoEnergy