Noticias

Suiza continúa apostando por la geotermia

Project site at Satigny, Geneva, Switzerland (source: GEothermie 2020)
carlos Jorquera carlos Jorquera 9 Sep 2020

Podrá la energía del subsuelo ayudar a Suiza a lograr sus metas energéticas y climáticas? A pesar de las preocupaciones de algunos temblores, los pueblos y ciudades suizas están desarrollando una serie de nuevos proyectos geotérmicos.

Después de los pequeños temblores de Basilea en 2006 y de St. Gallen en 2013, la energía geotérmica profunda fue objeto de un intenso debate en Suiza. Entonces, la pregunta hoy es cómo? y si la energía geotérmica puede ayudar al país a cumplir sus ambiciosos objetivos energéticos y climáticos, según un artículo de SwissInfo el mes pasado.

En la ultramoderna estación Lancy-Bachet en el centro de Ginebra, los pasajeros esperan el próximo Léman Express, el nuevo tren regional transfronterizo. Luces tenues se ciernen sobre el horizonte y el convoy redujo la velocidad antes de detenerse. Sin el conocimiento de los viajeros, el calor generado por el tren y sus frenos chirriantes es capturado bajo los rieles y en las paredes del túnel. Se utilizará para calentar y enfriar apartamentos y oficinas vecinos.

El sistema, que actualmente es un proyecto piloto, funciona con tubos de polietileno llenos de fluido portador de calor que están incrustados en una sección de 100 metros del nuevo túnel. Esta fuente de energía está conectada a una bomba capaz de producir calor y frío, que luego se inyecta en la red de calefacción urbana.

Este es uno de los muchos proyectos geotérmicos innovadores que están surgiendo en Suiza en un intento por alcanzar ambiciosos objetivos energéticos y climáticos. En Ginebra, el gobierno quiere que los nuevos edificios operen al 80% con energía renovable, y para 2035 se espera que el 20% de las necesidades de calefacción del municipio provengan de fuentes geotérmicas.

El proyecto Lancy-Bachet es una primicia suiza. Está en línea con proyectos pioneros como Genilac, un proyecto de intercambio de calor que utiliza agua del lago de Ginebra para enfriar y calentar edificios. Esta es la contribución de Ginebra al proyecto europeo de almacenamiento de energía térmica subterránea, HeatStore. Berna y Zurich tienen proyectos de almacenamiento similares.

Ginebra también continúa explorando el subsuelo para encontrar energía geotérmica. Las autoridades federales liberaron recientemente 27,5 millones de francos suizos para financiar la perforación. Parte de estos fondos se utilizan en el sitio de prueba de Lully, donde los ingenieros perforaron 1.456 metros por debajo de la superficie de la tierra. El agua hirviendo brota a una temperatura de 53 grados centígrados y su presión es adecuada, pero tiene un caudal bajo, dicen los expertos. Por lo tanto, no es lo suficientemente caliente o potente para producir electricidad, pero puede usarse para calentar edificios.

Ginebra es extremadamente pionera en energía térmica, según Gunter Siddiqi, investigador de la Oficina Federal de Energía. “Existe una combinación de voluntad política, perspicacia empresarial y experiencia en investigación e innovación”, dice, al tiempo que destaca que las condiciones en cada cantón son diferentes y que no es seguro que el modelo de Ginebra pueda reproducirse en otros lugares de Suiza.

Actualmente, las actividades geotérmicas se limitan a la extracción y almacenamiento de energía térmica, principalmente mediante intercambiadores de calor verticales, pozos de agua subterránea, estructuras geotérmicas y túneles calientes. Normalmente se utilizan en combinación con una bomba de calor para calefacción y, en algunos casos, refrigeración.

En toda Suiza, casi el 15% de los sistemas de calefacción en hogares, oficinas y otros edificios utilizan bombas de calor geotérmicas. En 2019, la Oficina Federal de Energía registró 102.000 sondas subterráneas en funcionamiento, lo que representa la “mayor concentración por kilómetro cuadrado del mundo”.

En general, la producción de calor geotérmico de poca profundidad cubre solo el 1,3% de las necesidades de calefacción del país. Pero las tecnologías están bien establecidas y las autoridades federales, como parte de la estrategia energética 2050, están convencidas de sus ventajas y potencial.

Elmar Grosse Ruse, experto en climatología de WWF Suiza, se muestra optimista sobre su futuro desarrollo. “Estamos comprometidos a deshacernos de los combustibles fósiles para calefacción durante las próximas dos décadas y esto solo será posible si usamos muchas bombas de calor en áreas densamente pobladas”.

Gunter Siddiqi también espera que el uso de estas tecnologías aumente en los próximos años. Él cree que las sondas subterráneas podrían colocarse a mayores profundidades. Sin embargo, insiste en la necesidad de mantener distancias de seguridad (10-12 metros) entre ellos para evitar que los sistemas compitan para capturar el calor subterráneo.

Energías renovables y producción geotérmica en Suiza

En Suiza, la energía geotérmica no se utiliza actualmente para generar electricidad. Estados Unidos es actualmente el mayor productor mundial de electricidad geotérmica, y el estado de California cubre aproximadamente el 5% de sus necesidades de electricidad de esta manera. Todos los países vecinos de Suiza también producen energía geotérmica.

La Oficina Federal de Energía nos asegura que Suiza pronto hará lo mismo. Estima que para el 2050, el 7% del consumo eléctrico nacional estará cubierto por energía geotérmica.

Para lograr esto, una planta de energía geotérmica tendría que extraer agua a más de 100 grados Celsius 3000 – 4000 metros por debajo de la superficie de la tierra utilizando técnicas avanzadas. Pero los científicos tienen poco conocimiento de las condiciones geológicas locales en las profundidades de Suiza y la fase de exploración de los proyectos geotérmicos es costosa.

Varios proyectos han sufrido reveses. En 2006 y 2013, equipos de Basilea y St. Gallen inyectaron un líquido presurizado en una roca caliente, seca e impermeable ubicada en profundidad para crear un depósito geotérmico artificial. Pero tuvieron que darse por vencidos, cuando los estímulos provocaron temblores menores.

Nuevas iniciativas en profundidad

Hoy, se lanzan nuevas pruebas en diferentes regiones de Suiza, para prospectar el subsuelo profundo en busca de fuentes de energía.

Uno de estos proyectos en Haute-Sorne, en el cantón de Jura, fue noticia en abril, cuando el gobierno cantonal anunció su deseo de revocar su autorización, reaccionando a las preocupaciones expresadas por la población local sobre los riesgos de esta tecnología. Este cambio de rumbo, sin embargo, provocó consternación general entre los defensores de la energía geotérmica y el gobierno suizo. “Detener este proyecto sería un golpe para otros proyectos de plantas de energía geotérmica en Suiza y enviaría una señal incorrecta, especialmente a los inversionistas interesados en otros sitios”.

Gunter Siddiqi admite que Suiza va por detrás de otros países en lo que respecta a la generación de energía geotérmica. Sin embargo, cree que el país no tiene otra opción que seguir explorando e invirtiendo en este tipo de proyectos para lograr sus objetivos de energía renovable.

Leyenda: amarillo (proyectos exploratorios); naranja (fase de planificación); rojo (en uso); plomo (cancelado). – Geothermie-Schweiz.ch

Fuente:  SwissInfo