Noticias

Proyecto de calefacción geotérmica planificado en Aarhus, Dinamarca, podría calentar hasta 100.000 hogares

City view over Aarhus, Denmark (source: flickr/ User:Colin, creative commons)
carlos Jorquera carlos Jorquera 29 Sep 2020

El municipio de Aarhus y el inversionistas AP Møller Holding están planificando una planta geotérmica de gran escala en Aarhus, Dinamarca, que podría suministrar calor hasta 100.000 hogares. Ahora los desarrolladores están buscando el apoyo específico para la construcción y operación de plantas geotérmicas, parte del plan de nueva energía y clima del gobierno Danés.

Milagro energético con riesgo: Aarhus tendrá todo el estado calefaccionado con calor del interior de la tierra con su planta geotérmica planificada para Aarhus, la que proporcionará calor a 100.000 hogares.

Thisted tiene la primera planta geotérmica del país. El gerente de operaciones, Søren Højmose Damgaard, muestra cómo funciona cuando el agua caliente del suelo proporciona calor en los radiadores.

Podría parecer una solución milagrosa para una gran parte de las necesidades energéticas de la segunda ciudad más grande del país.

Una planta geotérmica en Aarhus que extraerá agua caliente del suelo y abastecerá a 100.000 hogares con calor en los radiadores. Sin liberar CO2.

Pero primero se debe gastar mucho dinero en perforar un agujero de varios kilómetros hasta el agua caliente en el subsuelo, y luego se debe convertir todo un sistema de calefacción de distrito en calor geotérmico.

El municipio de Aarhus tiene a AP Møller Holding como inversor, que asume una gran parte del riesgo a cambio de una mayor parte de la posible ganancia. Pero también es necesario que el estado invierta en el suministro de calor amigable con el clima en Aarhus.

Esta es la opinión tanto del ayuntamiento como de AP Møller Holding, que quieren que el estado se una.

El alcalde Jacob Bundsgaard (S), señalo “Necesitamos la seguridad de que no transferiremos una gran cantidad de costos de desarrollo, en nombre de toda Dinamarca, a los clientes de calefacción de distrito en Aarhus”.

Desde 1984, el municipio de Thisted ha tenido una planta que suministra calor de manera estable a 1,200 hogares. Pero eso en Aarhus debe ser mucho más grande.

Jacob Bundsgaard (S), alcalde de Aarhus, señalo “Necesitamos la seguridad de que no transferiremos una gran cantidad de costos de desarrollo, en nombre de toda Dinamarca, a los clientes de calefacción de distrito en Aarhus”.

Se han realizado varios intentos para realizar obras a gran escala, pero aún no ha tenido éxito, explica Jacob Bundsgaard.

“Por tanto, todavía hay un trabajo de desarrollo. El potencial es enorme y la tecnología está muy avanzada. Pero necesitamos esto último para asegurar una economía en la que podamos avanzar con tranquilidad y responsabilidad ante los clientes de calefacción”.

En los próximos meses, los políticos parlamentarios negociarán los términos para, entre otras cosas, las plantas geotérmicas. Las partes deben adoptar un nuevo plan energético y climático y decidir si apoyarán la construcción y operación de plantas geotérmicas.

Específicamente, el Ayuntamiento de Aarhus dispondrá de hasta 300 millones de coronas danesas (alrededor de 40 millones de euros) de un fondo común para energía renovable en los años 2026 a 2028 para preparar el sistema de calefacción de distrito del municipio para la calefacción geotérmica. Y al mismo tiempo tener un techo en el precio de la electricidad para la electricidad que utiliza la planta geotérmica para su funcionamiento.

Es por eso que Jacob Bundsgaard y el Consejero de Tecnología y Medio Ambiente Bünyamin Simsek (V) han enviado juntos una carta al Ministro de Clima Dan Jørgensen (S).

También en Aalborg, esperan mejores condiciones para las plantas geotérmicas para iniciar un proyecto que abastecerá a 30.000 hogares y reemplazará el calor a base de carbón. Pero el alcalde de Aarhus no recibe garantías de su propia portavoz de energía socialdemócrata, Anne Paulin.

“Está claro que estamos escuchando las propuestas que vienen. Luego decidimos dónde obtenemos la conversión más ecológica por el dinero y si la geotermia es un buen proyecto en ese sentido”.

Por otro lado, el portavoz de energía de la Unity List, Søren Egge Rasmussen, es positivo.

Søren Egge Rasmussen, señala “Tenemos la ambición de ser una sociedad neutral en emisiones de CO2 para 2050, y la energía geotérmica es una solución realmente buena. Así que le pediremos a Dan Jørgensen que se relacione con esa carta de Aarhus”.

El agua caliente del subsuelo puede ser una solución a un desafío que tienen otras fuentes de energía renovable, dice Søren Erbs Poulsen, profesor asociado en el Centro de Investigación para la Construcción, Energía, Agua y Clima en VIA University College en Horsens.

Es decir, que el viento no siempre sopla y el sol no siempre brilla.

“La energía es completamente renovable. Proviene del interior de la tierra y, por lo tanto, es una fuente que, en principio, podemos utilizar para siempre”.

“La energía geotérmica proporciona un suministro de energía estable, independientemente de la temporada en la que estemos. La energía es completamente renovable. Proviene del interior de la tierra y, por tanto, es una fuente que en principio podemos utilizar para siempre. Y luego es energía libre de combustible una vez que lo planteamos”.

Pero la búsqueda subterránea de agua caliente no es fácil ni está libre de riesgos.

Søren Erbs Poulsen, destaca “Hay una gran inversión inicial en la que hay que poner mucho dinero en estos pozos. Y uno debe poder recuperar esa inversión en varios. Por supuesto, esto significa que la planta debe poder funcionar, y luego debe haber condiciones marco que le permitan recuperar su dinero de regreso a casa”. Los clientes de calefacción urbana de Viborg lo saben muy bien. Terminaron después de un proyecto geotérmico fallido con una factura de unos 150 millones de DKK. Para evitar esto, los municipios de Aarhus y Aalborg realizarán acuerdos con empresas que asuman el riesgo de perforar para el agua caliente. Ese es el camino por seguir, dice Søren Erbs Poulsen. “Obviamente, marca una gran diferencia en la voluntad de unirse a nuevos proyectos geotérmicos”.

Fuente:  DR / ThinkGeoEnergy