Noticias

Nuevo contrato de perforación para hasta 10 pozos adicionales, para la planta geotérmica Hellisheidi, Islandia

Planta geotérmica Hellisheidi, por Reykjavik Energy, Iceland (fuente: flickr/ thinkgeoenergy, creative commons)
carlos Jorquera carlos Jorquera 12 Jun 2017

Asignación de nuevo contrato de perforaciones para hasta 10 pozos geotérmicos en la planta geotérmica Hellisheide, a la empresa islandesa Iceland Drilling, que ganó en proceso de licitación.

Como fuera reportado la semana pasad, la empresa islandesa ON (Reykjavik Energy) e Iceland Drilling (Jarborarnir), acordaron perforar siete pozos en el área de Hengil, durante los próximos años. Tres pozos adicionales se podrán agregar más adelante al contrato, si es necesario.

La energía de las plantas de ON, se utilizará para energizar la perforadora del proyecto, ahorrando así más de un millón de litros de combustible, comparado con los métodos convencionales.

Para las empresas, Bjarni Már Júlíusson, Managing Director de ON y Sigurdur Sigurdsson, CEO de Iceland Drilling, firmaron el contrato en la planta geotérmica Hellisheidi, ubicada en las afueras de la capital Reykjavik. El contrato de perforación, se licitó en el Área Económica Europea, a comienzos de este año, siendo Iceland Drilling el ganador de la licitación, con el menor precio por siete pozos a un precio de ISK 2.6 billones (cerca de U$27 millones, o U$ 3.8 millones por pozo). Se espera que la perforación comience este verano.

Perforar con Electricidad, es parte de las metas de cambio climático de ON

El acuerdo entre las empresas, asume que todos los pozos se perforarán con electricidad proveniente de las plantas de ON, en vez de utilizar combustible en esta actividad. Toma cerca de un mes perforar un pozo y la perforadora consume cerca de 4,500 litros de petróleo por día. Por esto, con el plan de perforar hasta diez pozo, los ahorros totales corresponden a cerca de 1.3 millones de galones de diesel, equivalentes a 50,000 toneladas de emisiones de CO2.

La utilización de la electricidad para perforar los pozos geotérmicos, es una de los componentes de los objetivos del clima de ON. Esto es adicional a los ahorros financieros de utilizar electricidad local en vez de combustible importado.

Los pozos son del tipo de producción y reinyección. El agua producida por los pozos para la generación de electricidad, es devuelta al reservorio geotérmico para así garantizar la sostenibilidad en la utilización del reservorio geotérmico. En la Planta Hellisheidi, el dióxido de carbono junto al sulfito de hidrógeno, son mezclados con el agua de proceso y re inyectados al reservorio, a través de los pozos de reinyección. El gas geotérmico fluye hasta la roca de fondo (bedrock) y se fija, quedando capturado en el tiempo. Nosotros reportamos de este proceso como el Proyecto CarbFix, que ha sido de gran interés internacional.

Poco se ha perforado en los últimos años

ON opera dos plantas geotérmicas en el área de Hengil, la planta Nesjavellir Power Plant (de 120 MWe), que fue comisionada el año 1990, y la planta Hellisheidi Power Plant (de 303 MWe), cuya primera planta de generación fue lanzada el año 2006. Ambas plantas producen electricidad y agua caliente para suministrar el sistema de calefacción distrital de la capital Reykjavik.

Las plantas geotérmicas, requieren de pozos de mantenimiento, ya que la eficiencia de pozos individuales puede deteriorarse por varias razones,  y además las áreas geotérmicas cambian. En la planta Nesjavellir, se debe perforar un pozo de reemplazo cada dos hasta tres años, mientras que en la planta Hellisheidi, se requiere de un pozo por año. Esta última, es casi dos veces la planta de Nesjavellir.

Fuente: Reykjavik Energy  // ThinkGeoEnergy