Noticias

Nuevas metas de energía renovable de la UE para 2030, detrás de las expectativas de la industria

European flags, Brussels (source: flickr/ Matthew philogene, creative commons)
carlos Jorquera carlos Jorquera 18 Jun 2018

En un comunicado acerca de las nuevas Metas de Energías Renovables de la EU para el año 2030, varias asociasiones de energía renovables, han dado la aprobación al resultado de las negociaciones entre los colegisladores de la Unión Europea sobre la Directiva de Energías Renovables, pero consideran que no son suficientes para alcanzar los objetivos de los requerimientos de mitigación del clima acordados en el Acuerdo de París.

A medida que los líderes europeos acuerdan un objetivo para 2030, la industria de las energías renovables espera ser impresionada, esta fue la primera reacción de un grupo de organizaciones de energía renovable en Europa.

Las asociaciones de la industria de energía renovable dan una aprobación prudente a los resultados de las negociaciones entre los colegisladores de la Unión Europea sobre la Directiva de Energías Renovables, estableciendo el objetivo para el despliegue de energía renovable en la próxima década. El objetivo del 32% de energía renovable para 2030 es una mejora bienvenida en comparación con lo propuesto en noviembre de 2016, que se basó en suposiciones obsoletas establecidas en 2014. Sin embargo, no acaba de configurar a la Unión Europea en una ruta coherente con los requisitos de los objetivos de mitigación del cambio climático establecidos en el Acuerdo de París.

La industria europea de energías renovables ya había pedido conjuntamente al menos un objetivo del 35% y continúa reconociendo esta cifra como el límite inferior para poner a la UE en una ruta para emisiones de carbono cero-netas en 2050, como es el objetivo declarado de la Comisión Europea mientras se considera su estrategia climática de mediados de siglo. El sector energético europeo debe descarbonizarse completamente para cumplir con el objetivo de mantener el aumento promedio de la temperatura global por debajo de 1,5 °C.

Un objetivo ambicioso para 2030 es clave para un mercado interno fuerte y dinámico que garantice que Europa coseche los beneficios económicos de un sistema energético limpio y eficiente adecuado para el siglo XXI frente a la creciente competencia internacional. Las tecnologías de energía renovable son la base de un sector industrial sólido que crea muchos trabajos de alta calidad y representa una oportunidad para una transición social de la fuerza de trabajo alejada de la industria de los combustibles fósiles.

Jean-Marc Jossart, Secretario General, AEBIOM, señaló “El 32% es un compromiso pragmático, pero es una oportunidad perdida para garantizar que Europa siga siendo el líder mundial en energías renovables. Esperamos que los Estados Miembros, en la fase de implementación, comprendan los beneficios del desarrollo de una industria de energía renovable sólida, allanando el camino al crecimiento económico y la energía sostenible asequible para los ciudadanos y las industrias”.

Susanna Pflüger, Secretaria General de la ABE, declaró “El biogás contribuye al reverdecimiento de las redes, el gas y la electricidad, proporcionando un suministro de energía flexible y seguro, respaldando así la transición energética impulsada por la combinación completa de fuentes de energía renovables”.

Philippe Dumas, Secretario General de EGEC señaló “Las tecnologías renovables, como la geotérmica, ofrecen oportunidades de reconversión para los trabajadores de muchos sectores industriales. También contribuyen al desarrollo económico local con empleos inducidos, mejor calidad de vida y reducción de la pobreza energética”.

Thomas Nowak, Secretario General, EHPA, expuso “Hubiéramos deseado más ambición a la luz de la subestimación tradicional de lo que es posible y la evidencia sustancial del estudio IRENA que muestra que el 34% no es ambicioso, sino solo rentable”.

Director Dr. Dörte Fouquet, EREF, señaló “Por un lado, ahora podemos avanzar y trabajar para la aplicación progresiva de la Directiva en las legislaciones nacionales, por otro lado, sigue doliendo que actualmente los grandes ministros de los Estados miembros no muestran ninguna ambición en honor a París y al sector de las energías renovables”.

Marcel Bial, Secretario General de ESTELA (Asociación Europea de Electricidad Solar Térmica), destacó “Estos objetivos, una vez logrados, tendrán un impacto positivo de largo alcance en las actividades industriales a lo largo de toda la cadena de valor de las industrias RES incluyendo el comercio, así como en la excelencia de las actividades europeas de Investigación e Innovación (ao el liderazgo tecnológico mundial en STE/CSP aún en manos de Europa)”.

Pedro Díaz, Secretario General Solar Heat Europe, señaló “El acuerdo es una clara mejora en el punto de partida, particularmente para la descarbonización del sector de la calefacción con una cuota anual acordada de 1,3 puntos porcentuales de las energías renovables, pero estamos decepcionados de que la UE permanezca por debajo de su potencial para generar su propia energía limpia: renovable, sostenible, ¡que reduce nuestra dependencia de las importaciones de combustibles fósiles y contribuye a nuestros compromisos en París!”

Como se destaca en el Foro Industrial de Energía Limpia, las energías renovables también contribuyen a mejorar el desequilibrio comercial de la UE, a través de la exportación de tecnologías, sistemas o servicios. Un objetivo sólido es la base de un entorno de inversión estable que permite el despliegue de energías renovables.

Para seguir siendo el número uno del mundo en energías renovables, debe establecerse un marco prospectivo para la gobernanza de la Unión de la Energía a fin de garantizar el cumplimiento del objetivo establecido en la Directiva de Energías Renovables para 2030 y, si es posible, excederlo.

Firmantes: AEBIOM, EBA, EGEC, EHPA, EREF, ESTELA, EUREC, Ocean Energy Europe, Solar Heat Europe.

Fuente: Comunicado enviado vía email de EGEC