Noticias

Nicaragua desarrollará potencial geotérmico y reforzará su sistema de transmisión eléctrico con apoyo del BID

Fase de construcción de la central geotérmica de San Jacinto Tizate, Nicaragua (fuente: RAM POWER)
Avatar Francisco Rojas 15 Sep 2016

Nicaragua ampliará sus niveles de generación de energía renovable y mejorará el sistema de transmisión eléctrica mediante un proyecto de US$103,4 millones con financiamiento del BID.

Según un reciente comunicado de prensa,

En 2015, el 50,6% de la generación eléctrica del país provino de fuentes renovables, de éstos el 30% correspondió a energía geotérmica. El potencial geotérmico estimado de Nicaragua es de 1.500 MW, de los cuales solamente ha desarrollado un 10%. Por otro lado, la demanda de energía eléctrica ha ido creciendo en los últimos años; en 2014, el sistema experimentó un aumento en la demanda del 2,6%, mientras en el 2015 fue del 4,6%.

El proyecto apoyará el desarrollo de investigaciones que permitan determinar la factibilidad técnica para explotación del potencial geotérmico del campo Cosigüina, en el noroccidente de Nicaragua, incluyendo actividades como la exploración de pozos de diámetro comercial. Adicionalmente, se desarrollarán mecanismos para atraer inversión privada que permita dinamizar el mercado de generación geotérmica del país.

La construcción de infraestructura de transmisión y subestaciones eléctricas previstas en el programa contribuirán a mejorar los niveles de servicio de energía eléctrica, satisfacer de forma confiable la demanda actual y futura, y completar la adaptación al sistema de transmisión eléctrica regional SIEPAC.

El costo total del programa asciende a US$103,4 millones, de los cuales US$51,4 millones provienen de un préstamo del BID; US$25 millones de la Facilidad de Corea para el Cofinanciamiento del Desarrollo de la Infraestructura de América Latina y el Caribe, administrado por el BID; US$17 millones de fondos no reembolsables del Fondo de Tecnología Limpia (CTF) y del Programa de Impulso a las Energías Renovables en Países de Bajos Ingresos (SREP); y US$10 millones de contrapartida local.

Fuente: BID