Noticias

Minimizar el riesgo en el desarrollo geotérmico: el cuidado de los Países Bajos

Drilling rig on site in the Netherlands (source: Daldrup & Söhne AG)
carlos Jorquera carlos Jorquera 19 Aug 2020

En un artículo de Frank Schoof de Platform Geothermie, en los Países Bajos, se recalcan las condiciones de seguridad en el desarrollo geotérmico y cómo la industria debe manejarlos.

Cómo extraer el calor de la tierra de manera segura es la pregunta clave que se hace en un artículo reciente escrito para la publicación holandesa Gawalo. La energía geotérmica no siempre está exenta de riesgos. Por ejemplo, es posible que emerja petróleo o gas durante la extracción, mientras que en algunos lugares aumenta el riesgo de temblores. En resumen: esta técnica requiere un enfoque cuidadoso. ¿Cómo limitas esos riesgos?

El proyecto geotérmico de California Lipzig Gielen (CLG) en el municipio de Horst aan de Maas cerca de Venlo [en los Países Bajos] está actualmente paralizado. Eso fue decidido por la Supervisión Estatal de Minas (SSM) en julio de 2019. No hubo datos científicos suficientes sobre la situación subterránea para extraer energía geotérmica de manera responsable. A CLG le gustaría extraer calor de acuíferos y fracturas en piedra caliza y arenisca a una profundidad de 1,600 a 2,600 metros.

El proyecto se había detenido durante casi un año debido a un temblor muy leve el 25 de agosto de 2018. Un mes después, el 3 de septiembre, ocurrió otro temblor, esta vez un poco más poderoso, con una magnitud de 1.7 en la escala de Richter. A CLG se le ha permitido producir energía geotérmica desde junio de 2017, con la condición de que la producción se detenga si un temblor azota el área.

Geotermia y temblores

Esta no es la primera vez que se realiza un vínculo entre temblores y extracción de energía geotérmica. En noviembre de 2017, el extenso proyecto de calor geotérmico WarmteStad en Groninga llegó a su fin después de un, según RTV Noord, “reñido” consejo de SSM. Esto significa que se canceló el calentamiento de 12,000 hogares a través de pozos de geotérmicos. Según el regulador, no estaba claro cuál sería la probabilidad de temblores como resultado de perforar y extraer agua caliente del fondo del pozo.

Hacer modelos subsuperficiales

“Algunas áreas en los Países Bajos son sísmicamente activas”, explica Frank Schoof de la Plataforma de Energía Geotérmica. “Eso no quiere decir que los temblores ocurran a menudo, pero se requiere precaución. Un área (Groningen) es vulnerable como resultado de la extracción de gas, la otra área (Limburg) es sensible por naturaleza. En Limburgo, no solo existe un cierto riesgo en las cercanías de las minas, sino que se han medido actividades en partes más grandes de la provincia que indican que el subsuelo está bajo tensión. Eso significa que tienes que hacer buenos modelos del suelo para descubrir dónde puedes o no extraer calor geotérmico. En el caso de Horst, tanto los iniciadores como el gobierno han aprendido mucho”.

Energía geotérmica segura

Otro aspecto de seguridad es que en las instalaciones geotérmicas el agua bombeada pueda filtrarse y contaminar el suelo a mayores profundidades. Robert Mout de SSM, explica que ¿Es realmente posible explotar el calor geotérmico de forma segura? “La energía geotérmica segura es ciertamente posible”, además, “La condición es que debe tomar las normas de seguridad correctas. La contaminación puede ocurrir si se producen fugas y si el agua bombeada y posteriormente inyectada está contaminada. Precisamente para esto, hay regulaciones adjuntas a la aprobación del plan de extracción. SSM supervisa esto”.

Escape de gas al extraer energía geotérmica

Según Schoof, es importante en este contexto distinguir entre riesgos e incidentes que simplemente pueden ocurrir. Menciona como ejemplo la posibilidad de que se pueda liberar gas durante la extracción de energía geotérmica. “Eso no es un riesgo, porque sabes que algo así puede suceder. Porque lo sabe de antemano, puede tener esto en cuenta”.

“Por lo tanto, el sector diseña las instalaciones con las mismas medidas de seguridad que para la perforación de gas natural. Los pozos están terminados y monitoreados para que no pueda escapar gas, con las mismas precauciones. También vemos un enfoque diferente en el proyecto Floricultura en Heemskerk, donde la energía geotérmica se extrae de una profundidad de 2.700 a 2.900 metros. Aquí el sistema está destinado a inyectar el gas emergente en el subsuelo profundo bajo presión”.

“Creemos que es importante que las compañías geotérmicas monitoreen y midan la integridad de los pozos”.

Fuga de pozos geotérmicos

Los datos de SSM muestran que el grosor de la pared de algunos pozos geotérmicos más antiguos puede disminuir rápidamente debido a la corrosión, lo que puede provocar fugas. Según Mout, este es un problema grave pero manejable. “Es importante llevar a cabo las medidas y reparaciones correctas”. En caso necesario, SSM ha escrito a las empresas para llevar a cabo las reparaciones y ha establecido plazos para ello. Creemos que es importante que las propias empresas geotérmicas monitoreen y midan la integridad de los pozos. SSM ahora ha aconsejado al ministro de EZK que incluya regulaciones sobre esto en el permiso del plan de extracción.

Prevenir fugas de fosas

Schoof también reconoce la importancia de diseñar los pozos de tal manera que se pueda detectar cualquier fuga. “Hay algunos casos conocidos, incluida una empresa en Pijnacker, donde la pared del pozo se rompe a mayor profundidad. Naturalmente, esto lleva inmediatamente a cese de producción “, así también, “En última instancia, la compañía tuvo que perforar un nuevo pozo, que por supuesto fue un asunto costoso”.

Según Schoof, ahora se está prestando mucha atención al diseño de pozos, por lo que la posibilidad de fuga es mínima. Esto se puede hacer haciendo que la parte superior del pozo tenga doble pared, de modo que se cree un espacio hueco entre las dos paredes. “Luego se mide constantemente la presión en ese espacio hueco”, además, “Tan pronto como la presión cambia, sabes que tienes una fuga y puedes tomar medidas. Además, es importante medir regularmente el grosor de la pared de la parte más profunda de los pozos”.

Partículas radiactivas en el agua.

Otro aspecto es que el agua bombeada puede contener partículas radiactivas ligeras. Las partículas en cuestión terminan en los filtros en la parte superior de la instalación. “Esos filtros son muy finos y eliminan las partículas flotantes del agua para evitar que obstruyan la inyección”. Así también, “Estas partículas son ligeramente acumulativas, por lo que debe asegurarse de cambiar los filtros regularmente y eliminar las sustancias en cuestión”.

Mout enfatiza que este también es un problema manejable. “Es correcto que el agua bombeada pueda contener partículas radiactivas. La medida en que, sin embargo, es muy limitada. Si el problema fuera más grave, se requeriría un permiso bajo la Ley de Energía Nuclear. Esto también se aplica a los filtros de agua en los que se pueden acumular las partículas radiactivas. Si se ha otorgado un permiso y se cumplen debidamente las reglamentaciones, la posibilidad de propagación de la radiactividad es mínima”.

Fuente: Gawalo / ThinkGeoEnergy