Noticias

La Primera Planta Híbrida Geotérmica-Hidráulica inicia operación

Construcción Planta Geotérmica de Cove Fort, Septiembre 2013 (fuente: Ariel Sacerdoti, Ormat)
carlos Jorquera carlos Jorquera 13 Dec 2016

La empresa italiana ENEL S.p.A. anunció que su subsidiaria Enel Green Power North America, Inc (EGPNA), inició la operación de la primera planta mundial integrada, de tamaño comercial, de las tecnologías geotérmica e hidráulica, en su planta Cove Fort en Utah, Nevada.

La empresa italiana Enel S.p.A, anunció que su subsidiaria Enel Green Power North America, Inc (EGPNA), inició la operación de la primera planta mundial integrada, a escala comercial, de las tecnologías geotérmica e hidráulica, en Cove Fort en Utah. En Cove Fort, EGPNA agregó un generador completamente sumergible en un pozo de reinyección, combinando así las tecnologías geotérmica e hidroeléctrica en un mismo sitio.

Francesco Venturini, jefe de Enel Global Renewable Energies, indicó que “La operación de esta tecnología, primea en su tipo a nivel mundial, es un hito mayor para la industria geotérmica y refuerza nuestro compromiso con la innovación y eficiencia energética. Estamos creando soluciones innovadoras que puedan mejorar, potenciar y volver más inteligentes las energías renovables. Como resultado, hemos descubierto nuevamente una forma para maximizar la operación del recurso y de la generación eléctrica, con el foco de utilizar esta tecnología en nuestras instalaciones a lo largo del mundo”.

Los resultados de los primeros testeos se realizaron entre Julio y Septiembre del 2016, revelando que la adición del hydro-generador al pozo geotérmico de inyección resultó en un aumento de 1,008 MWh en la producción durante este período, compensando la energía consumida por la planta Cove Fort en un 8.8% y así mejorando la eficiencia energética de su operación.

La tecnología de generación innovativa, captura la energía del flujo de inyección generando electricidad adicional, al mismo tiempo que controlando el flujo de salmuera que se inyecta la tierra. La presencia del generador crea una presión en sentido contrario al flujo del fluido, lo que reduce las turbulencias dentro del pozo, minimizando así potenciales daños al pozo. El resultado de este tipo de innovación puede reducir el costo operacional y de mantenimiento, y al mismo tiempo tiene el potencial de generar flujos de ingresos adicionales.

Cove Fort es la segunda planta híbrida de EGPNA que entra en operación en los Estados Unidos de América. La empresa también opera la planta híbrida de Stillwater en Fallon, Nevada, donde combina la energía geotérmica de media entalpía en su planta geotérmica de ciclo binaria con energía solar térmica y solar fotovoltaica en el mismo lugar.

Con una capacidad de 25 MW, Cove Fort inició operación el año 2013, generando hasta 160 GWh al año, suministrando a más de 13,000 casas y abatiendo emisiones por cerca de 115,000 ton de CO2.

EGPNA está presente en 23 estados de US y en dos provincias de Canadá, con más de 2.5 GW de potencia instalada en diferentes tecnologías renovables: eólica, solar, geotérmica, hidráulica.

Fuente: ThinkGeoEnergy , ENEL