Noticias

La geotermia evitó la emisión de 7,5m toneladas de CO2 en Islandia en 2014

View over Reykjavik, Iceland (source: flickr/ Nick Ison, creative commons)
Avatar Francisco Rojas 8 Dec 2015

El año pasado, Islandia evitó la emisión de 7,5 millones de toneladas de CO2 a través de la utilización de la energía geotérmica para la generación de energía y para la calefacción distrital.

Según acaba de anunciar la Autoridad Nacional de Energía de Islandia – Orkustofnun – en un nuevo estudio sobre el papel de la energía geotérmica en el ahorro de emisiones de CO2, “el uso de la energía geotérmica en lugar de fuel-oil de 1914 hasta el 2014 han permitido el ahorro acumulado 140 millones de toneladas de CO2. Dos tercios de este ahorro se debe al sistema público de calefacción urbana que se encuentra operativo en la isla.

El mismo estudio refleja que el año pasado, el ahorro anual ascendió a 7,5 millones de toneladas de CO2. A modo de comparación, el año pasado, las emisiones totales de CO2 antropogénico fueron de 3,5 millones de toneladas. Las emisiones habrían sido de 12 millones de toneladas si Islandia no utilizase la energía geotérmica en lugar de fuel-oil.

El parlamento islandés o Althingi aprobó una ley en 1953 que autorizó al Estado a financiar hasta el 80% de las necesidades totales de calefacción urbana fuera de la zona de la capital con el fin de erradicar el uso de combustibles fósiles para calefacción tras el éxito del programa en la ciudad de Reykjavik.

Muchos países se enfrentan a los mismos problemas que Islandia tenía tras la Segunda Guerra Mundial. La política gubernamental de las autoridades islandesas hace 62 años ha dado lugar a estos ahorros y es importante considerar que hay actualmente soluciones renovables eficientes, disponibles para muchos otros paises y que quizás no se estan considerando con el fin de reducir la emisión de CO2.

Los datos de Orkustofnun están disponibles en el repositorio de datos de Orkustofnun (Tabla SO-2015-T007-01). Una versión imprimible de la tabla OS-2015-T007-01 también está disponible.

Fuente: Orkustofnun