Noticias

La alemana E.ON ayudará a expandir las operaciones geotérmicas de la planta de Kirchweidach con generación de energía

Geothermally heated greenhouses in Kirchweidach, Bavaria/ Germany (source: flickr/ solarbundesliga, creative commons)
carlos Jorquera carlos Jorquera 26 Aug 2020

La alemana E.ON se asoció con el operador local de la planta geotérmica Kirchweidach, en Bavaria, para la expansión de la planta a una de cogeneración.

En un comunicado de la compañía, la eléctrica alemana E.ON anunció que la planta geotérmica en Kirchweidach, Baviera, en el futuro no solo generará calor sino también electricidad verde. Para aprovechar al máximo el potencial energético del calor profundo, E.ON planea construir varias centrales eléctricas a pequeña escala con una capacidad total de alrededor de 6 MW. El volumen de inversión para la primera fase del proyecto es de 7,5 millones de euros. E.ON operará la planta durante 15 años.

El agua termal en el sureste de Baviera tiene una temperatura de 121 grados Celsius y se produce a partir de un pozo de 4.000 metros de profundidad. La empresa operadora, FG Geothermie, está alimentando actualmente el calor a la red de calefacción local y abasteciendo a un cliente importante que cultiva hortalizas.

Hasta ahora, solo una parte del calor disponible se utiliza para los consumidores de calor. El desafío es expandir la planta de manera que se pueda generar electricidad de carga base sin CO2 de manera económica. Para hacer esto, E.ON está utilizando los llamados módulos ORC de su socio Orcan Energy. La tecnología de recuperación de calor residual convierte el calor en electricidad de una forma muy eficiente. Con este principio, se ahorran 4.000 toneladas de CO2 anualmente, lo que corresponde a las emisiones de 2.700 viviendas.

La construcción se llevará a cabo en dos fases. En la primera fase se instalará una capacidad de un megavatio. Una vez finalizado a fines de 2021, se planea la construcción de una planta ORC a gran escala y una planta combinada de calor y energía.

Alexander Fenzl, Country Head B2B Solutions Germany en E.ON Business Solutions, señaló “El proyecto de energía geotérmica de Kirchweidach demuestra cuán eficientemente podemos usar el calor para el suministro de electricidad en la actualidad. También existe un gran potencial de calor residual en la industria. Podemos aprovechar este potencial para una fuente de alimentación sin CO2 para la industria”.

Wolfgang Hageleit, director gerente de FG Geothermie en Kirchweidach, destacó “En cooperación con E.ON, podemos aprovechar al máximo el potencial calorífico de nuestra planta geotérmica y generar electricidad verde de forma económica. Kirchweidach confirma su papel como lugar de futuro. Es bueno que tengamos a E.ON como socio a largo plazo a nuestro lado”.

Fuente:  Company release / ThinkGeoEnergy