Noticias

IRENA acerca del tema candente de la energía geotérmica en El Salvador

Ahuachapán Geothermal Power Plant by LaGeo in El Salvador (source: ThinkGeoEnergy, creative commons)
carlos Jorquera carlos Jorquera 2 Oct 2017

En un artículo reciente de la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA), se refiere a la gran oportunidad de la energía geotérmica en América Central y las ambiciones de El Salvador para desarrollar su potencial.

Los países de América Central están buscando llevar la geotermia a la vanguardia de los futuros planes de desarrollo energético, basado en los recursos encontrados a lo largo de los 1,500 km de cadena de volcanes. La región volcánica en América Central consta de cientos de volcanes – como los estrato volcanes en Guatemala de 4,202 metros,Volcán Tajumulco, hasta lagos en cráteres como Ilopango en El Salvador – que separan los océanos, conectan continentes, es una cinta de tierra y se mueve.

La actividad geotérmica única en la región, es el resultado de lo que los geólogos llaman subducción: una placa tectónica, la placa Cocos, se mueve bajo otra, las placas del Caribe y de América del Norte, empujando la tierra, magma y calor hacia la superficie. Mientras esto ocurra, habrá temblores que amenazan la vida y volcanes, el calor geotermal resultantes provee a la región de una energía de alto potencial.

Aprovechamiento de todo el potencial

El Director de Apoyo de Países y Alianzas, Gurbuz Gonul, indicó que la energía geotérmica puede ayudar a América Central a asegurar y generar electricidad barata, mientras se estimula el crecimiento de la economía de bajo carbono.

“América Central tiene unos de los recursos geotérmicos más prometedores a nivel mundial, que si se utiliza puede ayudar a la región a asegurar y generar electricidad barata mientras se desarrolla la economía de bajas emisiones de carbono”, indicó Gurbuz Gonul en el primer Workshop de Geotermia Regional en América Central, el mes pasado.

El Workshop se desarrolló en El Salvador y lo organizó IRENA y LaGeo ((empresa pública de generación de electricidad) en asociasión con la Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeitis (GIZ), y tuvo como propósito identificar medidas que puedan destrabar el desarrollo de vasto potencial geotérmico.

” A través del compartimiento del conocimiento, experiencias y lecciones aprendidas de países que lideran el desarrollo geotérmico en América Central, este workshop ayuda a establecer bases para un marco político estable y de largo plazo para superar las barreras existentes en el desarrollo geotérmico”, indicó Gonul.

Si El Salvador y otros países de América Central pudieran desarrollar todo su potencial geotérmico, estos podrían doblar su actual producción de electricidad renovable para el año 2020, indicó el Asesor Senior de IRENA, Vanessa Interiano.

“Metas nacionales ambiciosas, acuerdos internacionales y progreso rápido tecnológico, han llevado a los países a cambiar el rumbo hacia las energías renovables a expandir la infraestructura de generación”, indicó Interiano, “pero la variabilidad presente en la energía solar y eólica, conlleva a desafíos para la integración y estabilidad de la red. Los países en América Central, ahora están reconociendo correctamente la energía geotérmica como una alternativa sostenible a las renovables variables.”

IRENA estima que el potencial geotérmico global en la región de del orden de 200 GW. Pero para el final de 2016, la capacidad mundial instalada total es de 12.7 GW – sólo 0.3% de la generación de electricidad global.

En América Central, la generación de electricidad geotérmica ha aumentado cerca de cinco veces desde 1990, principalmente en El Salvador, país en el segundo lugar en la porción de electricidad generada proveniente de fuente geotérmica, después de Islandia, y en Costa Rica.

“El Salvador genera cerca de un cuarto de toda su electricidad proveniente de fuentes geotérmicas y aún tiene más potencial geotérmico para explotar” indicó Interiano. Se ha estimado que El Salvador aún tiene sobre 600 MW de recursos no explotados, que si se utilizaran podrían expandir y mejorar la porción de energía limpia en la matriz del país.

“No hay tantos países en el mundo, donde la geotermia juega un rol elemental en el suministro de electricidad del país, como El Salvador. El Salvador tiene planes de llegar a un 40% de participación con energía geotérmica, y el país está tomado un rol líder en América Central” indicó Alexander Richter, Presidente de la Asociación Internacional de Geotermia.

IRENA estima que la energía geotérmica podría satisfacer cerca del doble de la demanda eléctrica estimada para la región para el año 2020, per la expansión geotérmica en la región está obstaculizada por distintas barreras, donde se incluye la falta de políticas adecuadas y de regulación para el uso y desarrollo de los recursos geotérmicos.

Para abordar esto, IRENA ha lanzado un programa de creación de capacidades en América Central, en el alero de la Global Geothermal Alliance – una iniciativa multisectorial que tiene el propósito de acelerar el despliegue y desarrollo de la energía geotérmica. El programa de creación de capacidades, apoya el desarrollo de capacidades de varios actores dentro de la cadena de valor de la geotermia, en los países de América Central.

La geotermia: el motor del cambio energético en El Salvador from IPS News on Vimeo.

Fuente: IRENA // ThinkGeoEnergy