Noticias

Financiamiento de DOE para ayudar a estudiar el aumento de la producción de energía geotérmica y la reducción de costos

Navy I geothermal power plant near Coso Hot Springs, California (source: J.L. Renner, INL, via DOE, EERE)
carlos Jorquera carlos Jorquera 24 Aug 2020

Investigadores de la Universidad de Oklahoma, recibieron $2.5 millones de financiamiento del DOE, junto a un adicional de $700.000 de la empres Coso Operating Company para estudiar el desarrollo de tecnología para aumentar la producción de los pozos geotérmicos y al mismo tiempo disminuyendo los costos de producción.

En un comunicado de la Universidad de Oklahoma en los EE. UU., se informa que Ahmad Ghassemi, presidente de McCasland y profesor de ingeniería petrolera en el Mewbourne College of Earth and Energy de la Universidad de Oklahoma, recibió $ 2.5 millones de una subvención de $ 28 millones del Departamento de Energía de EE. UU. con $ 700,000 adicionales en fondos de contrapartida de Coso Operating Company para un estudio que tiene como objetivo desarrollar tecnologías para aumentar la producción de energía de pozos geotérmicos mientras se reducen los costos de producción.

El congresista Tom Cole (OK-04), señaló “Estoy muy orgulloso de escuchar que el Departamento de Energía está equipando y empoderando a la Universidad de Oklahoma para que lleve a cabo un proyecto innovador para liberar energía segura y sostenible”, además, “Ampliamente reconocido como un centro de excelencia científica e innovación, las contribuciones de OU serán fundamentales para perfeccionar la producción y perfeccionar el uso de la energía geotérmica”.

La energía geotérmica es generada por pozos que aprovechan el calor del subsuelo de la tierra. Este calor genera vapor, que se puede utilizar para generar electricidad. La energía geotérmica es una fuente de energía baja en carbono que se utiliza en todo el mundo. Si bien Estados Unidos es uno de los principales productores mundiales de energía geotérmica, su potencial permanece en gran parte sin explotar.

Gracias a este apoyo del DOE y Coso Operating Co., Ghassemi y sus colaboradores harán primero un modelado exhaustivo alrededor de los pozos geotérmicos que se utilizarán en la investigación. En funcionamiento continuo desde 1987, estos pozos se encuentran en el Lago China de la Estación Naval de Armas Aéreas de la Armada de los Estados Unidos, que se encuentra en el corazón del Campo Volcánico Coso en el este de California.

En esta fase del proyecto, los investigadores utilizarán herramientas que van desde el análisis geológico tradicional hasta la tecnología de modelado 3D más avanzada para comprender el área. A partir de estos datos, planean determinar las tasas de inyección, la composición química y la temperatura adecuadas para usar en las pruebas de campo para crear fracturas.

La segunda fase del estudio pasa de la modelización a la experimental. El equipo utilizará los resultados del modelado para crear la red de fracturas en los pozos geotérmicos de la Estación de Armas Aéreas Navales de China Lake. Esto implicará identificar y aislar zonas en los pozos para presurizar. La presión creará fracturas, formando la red de fracturas permeable.

En la etapa final del estudio, los investigadores monitorearán los pozos para determinar las mejoras en la tasa de flujo y la evolución de las fracturas a lo largo del tiempo. Ghassemi anticipa que el proyecto tomará tres años.
Tomás Díaz de la Rubia, vicepresidente de investigación y asociaciones, destacó “El proyecto innovador de Ghassemi en apoyo del Departamento de Energía, tiene un enorme potencial para abrir nuevas vías para extraer energía geotérmica del subsuelo de la tierra a bajo costo. El éxito en el desarrollo de esta importante tecnología de energía limpia sin duda tendrá impactos significativos en el mundo real para Oklahoma, la nación y el mundo”.

Para hacer realidad este proyecto, Ghassemi reunió a un equipo de expertos, incluido Steve Pye, investigador del University College London e investigadores de la Navy Geothermal Office, así como expertos de la industria de Coso Operating Co., Veizades and Associates y GeoLogica.

“Hemos reunido un equipo altamente calificado con experiencia en energía geotérmica, trabajo de campo geológico, modelado 3D de última generación, capacidades experimentales, experiencia en perforación y construcción de pozos, experiencia en petróleo y gas, y conocimiento específico de la geología regional del Campo Volcánico Coso”.

Entre los miembros del equipo se encuentran estudiantes graduados del Mewbourne College of Earth and Energy.

Ghassemi, dijo “La participación de estudiantes postdoctorales y graduados de OU también le da al proyecto un aspecto educativo agradable”, así también, “No solo contribuirá a su educación, sino que potencialmente puede expandir la fuerza laboral geotérmica que se necesita a medida que la tecnología se expande en el país”.

Durante 101 años, la Escuela de Ingeniería Geológica y del Petróleo de Mewbourne ha sido un líder nacional en la industria energética.

El director de la escuela, Runar Nygaard, destacó “Nuestras actividades de investigación abordan una amplia gama de actividades subterráneas además del petróleo y el gas”, además, “Estos esfuerzos de investigación incluyen ingeniería geotérmica y almacenamiento de carbono para mitigar el cambio climático. La energía geotérmica es un aspecto importante de una amplia cartera de energía necesaria para la prosperidad continua de Estados Unidos y el mundo. El Grupo de Investigación de Geomecánica de Yacimientos del Dr. Ghassemi está a la vanguardia de esta investigación”.

Fuente: University of Oklahoma / ThinkGeoEnergy