Noticias

Anuncio del cierre de la fundición será un duro golpe para Nueva Zelanda y su mercado energético

Aluminium smelter at Tiwai Point, New Zealand (source: flickr/ russellstreet, creative commons)
carlos Jorquera carlos Jorquera 4 Aug 2020

Ante una amenaza inminente del cierre de las fundiciones en Nueva Zelanda de la empresa Río Tinto, esto traerá implicancias en el desarrollo geotérmico del país, según indicó el operador geotérmico y empresa de servicios públicos Contact Energy.

La corporación mundial de metales y minería Rio Tinto, anunció que el cierre de la fundición de aluminio Tiwai Point, ubicada en la Isla Sur de Nueva Zelanda.

En el anuncio, dijo que comenzaría a planificar el eventual cierre de las Fundiciones de Aluminio en Nueva Zelanda (NZAS) luego de una revisión estratégica que “mostró que el negocio ya no es viable dados los altos costos de energía y una perspectiva desafiante para la industria del aluminio”.

Este es un gran golpe para nuestros amigos en Nueva Zelanda y no suena demasiado bien para Islandia, que también se encuentra en negociación con las operaciones de fundición de la compañía en el país.

En un comunicado, Mike Fuge, CEO de la empresa de servicios públicos con sede en Nueva Zelanda y gran operador geotérmico Contact Energy (‘Contact’), dijo que la intención de Rio Tinto de cerrar efectivamente la fundición de aluminio de Nueva Zelanda (‘NZAS’) y de poner término anticipado al contrato de suministro eléctrico entre Medidian Energy y Contact, se notificó con 14 meses de anticipación, hecho “muy decepcionante” para la compañía geotérmica.

Dijo que todas las partes comerciales involucradas en el trato con NZAS, incluido Contact, habían entregado colectivamente reducciones significativas de costos de electricidad. ‘Todos teníamos un fuerte deseo de ayudar a asegurar la sostenibilidad financiera de la fundición, única en su tipo con bajas emisiones de carbono en Tiwai, y retener los 1,000 empleos bien remunerados en Southland, más los 1,600 roles de contratistas y proveedores.

“Estamos muy decepcionados de haber desempeñado nuestro papel en la entrega de estos ahorros para una de las fundiciones más ecológicas del mundo y de tener una participación tan limitada de Rio Tinto. Instamos a Rio Tinto a considerar seriamente la oferta para mejorar el suministro de electricidad y alentarlos a considerar lo que es correcto para Southland, para Nueva Zelanda y para sus propios compromisos ambientales globales”.

Fuge dijo que con la salida desordenada del 13 % de la demanda nacional de electricidad que se avecina, Contact ahora aceleraría las opciones de mitigación, incluida la consideración del cierre de la central térmica de ciclo combinado Taranaki en Stratford. Contact también espera que Transpower agilice la construcción de la red de transmisión y, en este sentido, acoge con beneplácito el compromiso con la mejora de la transmisión de la Isla Sur.

Dijo que la partida de la fundición tendrá un impacto significativo en la economía de Southland. “Además, la decisión también dará como resultado un aumento evitable y significativo en las emisiones globales a medida que la producción se aleje de NZAS a fundiciones de aluminio alimentadas por electricidad generada exclusivamente a partir de combustibles fósiles”.

Fuge dijo que los clientes deben esperar ver un aumento en los costos de transmisión ya que la proporción de los costos de transmisión pagados actualmente por NZAS se distribuirá entre todos los clientes. “La realidad es que NZAS ha subsidiado los costos de transmisión a los consumidores durante años. Estos costos ahora no solo recaerán en otros clientes, sino que también habrá costos adicionales para la importante inversión en transmisión de Transpower que ahora se necesita para trasladar el excedente de energía desde el norte de la Isla Sur hasta donde se necesita. Mientras tanto, el excedente de agua que se usa actualmente para generar energía renovable en Southland terminará en gran medida fluyendo por el río Clutha”.

La estación de energía geotérmica Tauhara “lista para usar” de Contact siguió siendo la opción más barata y atractiva de Nueva Zelanda para la generación de electricidad nueva, renovable y de carga base, pero el Sr. Fuge dijo que la opción sensata era diferir esta inversión. “Tauhara sigue siendo un proyecto fantástico, sin embargo, es prudente presionar pausa por ahora. Necesitamos tener en cuenta el impacto de COVID-19 y la posible salida de NZAS y obtener una imagen más clara de la demanda”.

Las oportunidades para descarbonizar el transporte y acelerar la electrificación de la industria de la Isla del Sur lejos de la dependencia del carbón permanecieron en el foco. “Un aspecto positivo es que esperamos que las noticias de hoy sean un catalizador para que los usuarios aceleren su cambio hacia la electricidad baja en carbono; sin embargo, esta transformación sería una transición lenta y tomaría mucho más de 12 meses”.

Fuge dijo que Contact actualizará el mercado sobre cualquier implicación de la salida de NZAS en las ganancias y dividendos esperados de la compañía. “Estamos acelerando nuestros planes de mitigación para minimizar el impacto financiero. Nuestra cartera de activos de generación renovable de larga duración, activos térmicos flexibles y contratos de combustible, y un sólido balance general brindan la confianza de que estamos bien ubicados incluso en un entorno de menor demanda”.

Fuente:  Contact Energy company releaseStuff.co.nz / ThinkGeoEnergy