Noticias

Tanzania aseguró financiamiento del CIF $21.7 millones para la exploración del proyecto geotérmico Ngozi

Lago Ngozi, Mbeya, Tanzania (source: flickr/ Sara&Joachim, creative commons)
carlos Jorquera carlos Jorquera 8 Aug 2017

Tanzania aseguró financiamiento por $21.7 millones del fondo Climate Investment Fund, para la exploración en el proyecto geotérmico Ngozi.

En un anuncio del Banco Africano de Desarrollo, se informa que “los Fondos de Inversión Climática (CIF) han aprobado US$21,7 millones  para la República Unida de Tanzania para financiar su Proyecto de Desarrollo de la Energía Geotérmica”.
El proyecto es un paso significativo en el avance de los planes del país para transformar su economía nacional, impulsada por una tecnología energética sostenible y de bajo costo. Desarrollará el campo de vapor geotérmico de Ngozi en el suroeste de Tanzania y, en última instancia, mostrará el potencial más amplio de la tecnología en la transformación energética del país.
El proyecto se financia bajo el Programa de Ampliación de Energías Renovables (SREP) del CIF y recibirá US $ 5 millones como préstamo y US $ 16,73 millones en subsidio, gestionados por el BAfD.
Tanzania ha realizado progresos económicos y sociales significativos durante los últimos 20 años, y es hoy, uno de los mejores actores económicos de África subsahariana. Sin embargo, el país sigue luchando contra la pobreza y un sector energético subdesarrollado, con la mitad de su electricidad generada a partir de tecnologías basadas en combustibles fósiles y la mitad por la hidroeléctrica.
El país se ha comprometido a transformar su sector energético a través de una matriz más diversificada en tecnologías, aprovechando sus recursos renovables. La energía geotérmica es particularmente una tecnología prometedora para el país, que tiene alrededor de 15 sitios geotérmicos con un potencial estimado sin explotar de 650 megavatios (MW). Una sexta parte de este potencial se puede desarrollar en el sitio de Ngozi.
“Hoy estamos ayudando en el primer paso de la transformación del sector energético de Tanzania, una transformación que se está construyendo sobre una fuente de energía sostenible”, dijo Leandro Azevedo, Oficial de Finanzas Climáticas del AfDB y Coordinador de CIF.
“Desarrollar la capacidad geotérmica en Tanzania, es una parte esencial de esa transformación y esperamos que el éxito de este proyecto conduzca a la instalación de una central eléctrica de 100 MW y ayude a crear las condiciones para el desarrollo de otros sitios geotérmicos en el país”, agregó.
El proyecto consiste en la realización de pruebas de perforación exploratoria y la instalación de la infraestructura necesaria para la recolección de vapor en el emplazamiento geotérmico de Ngozi. El financiamiento concesional del SREP, será fundamental para mitigar la naturaleza de alto riesgo de la prospección geotérmica y del desarrollo del campo. En última instancia, también se espera que el proyecto tenga efectos de transformación no sólo en Tanzania y su sector energético, sino también más ampliamente en la región del Valle del Rift en África.
Una vez que esté completamente operativo, se espera que el proyecto tenga los siguientes beneficios para el país: mejora en el suministro de energía, aumento de la seguridad energética, aumento de la inversión pública y privada y beneficios para los hogares y empresas locales.
La generación de 100 MW se sumará a la matriz energética del país, sumando 823 GWh al año a la red. La electricidad de estos campos aumentará la seguridad energética del país y reducirá su dependencia de la electricidad importada de Uganda, Zambia y Kenia. Además, una matriz energética más diversificada fortalecerá la resiliencia del sector energético ante los shocks futuros. El proyecto también contribuirá a la movilización de capital tanto de los inversionistas públicos como privados, creando un entorno propicio para desbloquear fondos tanto públicos como privados. La contribución total esperada del sector privado se estima en US$ 300 millones. Los hogares y las empresas se beneficiarán del suministro de energía verde limpia y fiable, creando así puestos de trabajo urgentemente necesarios.

Fuente: African Development Bank  // ThinkGeoEnergy