Noticias

Nueva asociación planea el desarrollo geotérmico en Friburgo, Suiza

Cathedral in Fribourg, Canton of Fribourg/ Switzerland (source: flickr/ pedrocaetano, creative commons)
carlos Jorquera carlos Jorquera 22 Jul 2019

Un nuevo joint venture con el Canton de Friburgo en Suiza, planea el desarrollo de un proyecto geotérmico en Friburgo.

La nueva compañía GPFR, para la geotermia profunda en Friburgo, Suiza, busca desarrollar energía geotérmica desde 3000 metros de profundidad.

El Cantón de Friburgo y la compañía de energía Groupe E, están uniendo fuerzas en el campo de la energía geotérmica. Han anunciado la creación de la compañía GPFR (pour géothermie profonde Friborg), que buscará desarrollar energía geotérmica desde 3000 metros de profundidad.

El objetivo es producir calor y electricidad a nivel local, según lo anunciado por los dos socios. La energía geotérmica tiene un importante potencial de desarrollo en energías renovables y puede contribuir “significativamente” a los objetivos de las políticas energéticas cantonales y nacionales.

La empresa conjunta puede contar con un capital social de CHF 1 millón (alrededor de USD 1 millón). El 70% es propiedad del Grupo E, en el que el Cantón de Friburgo controla el 80%, con una participación minoritaria en Neuchâtel (Viteos, Estado y municipios). Las acciones restantes están en manos del cantón de Friburgo (30%).

Los estudios que analizaron el potencial geotérmico se iniciaron en 2005 en Friburgo y en 2011 con respecto a la energía geotérmica profunda. El apoyo federal para el desarrollo de energía geotérmica de mediana y gran profundidad garantiza un subsidio del 60%, de acuerdo al comunicado de la empresa.

El soporte cubre tanto la fase inicial de prospección geofísica como el estudio de las características físicas de la Tierra, así como la exploración y desarrollo de perforaciones. Para GPFR, el siguiente paso es completar la fase de prospección, incluido el monitoreo de sismicidad natural.

Se estima que el proyecto tendrá que perforar a profundidades de hasta 3.000 metros.

Fuente:  AGEFI / ThinkGeoEnergy