Noticias

Nicaragua considerará alargar los incentivos fiscales para proyectos de energía renovable

Fase de construcción de la central geotérmica de San Jacinto Tizate, Nicaragua (fuente: RAM POWER)
Avatar Francisco Rojas 18 May 2015

Nicaragua genera en este momento más del 50% de su electricidad a través de energías renovables y tan sólo el año pasado le ahorraron al país cerca de $250 millones.

Nicaragua busca desarrollar aun más su potencial renovable y se encuentra debatiendo alargar los incentivos para promover nuevos proyectos de energía.

Según fuentes locales, Los diputados de la Bancada Alianza Partido Liberal Independiente (Bapli) introdujeron ayer ante la Primera Secretaría de la Asamblea Nacional una iniciativa del ley para la ampliación del plazo de vigencia de los incentivos fiscales contenidos en la Ley para la Promoción de Generación Eléctrica con Fuentes Renovables (Ley 532).

Los diputados destacaron la importancia de la generación con recursos renovables argumentando que tiene un menor coste para el país y busca no depender del petróleo que necesita ser importado.

Según las estadísticas de generación del Ministerio de Energía y Minas (MEM), en Nicaragua se produce más del cincuenta por ciento con fuentes renovables.

“Esta reforma a la Ley 532 es para que por cinco años más los nuevos inversionistas en energías renovables se puedan acoger a los beneficios y podamos seguir transformando nuestra matriz energética”, comentó durante la presentación del documento de la iniciativa el diputado Pedro Joaquín Chamorro Barrios. Agregó que “el campo de energía renovable es el futuro de Nicaragua”.

Chamorro Barrios señaló que los incentivos fiscales para la generación de la energía de fuentes renovables son: exoneración del pago de los derechos arancelarios de importación (DAI), exoneración del pago de impuesto de valor agregado (IVA), exoneración del pago de impuesto sobre la renta (IR), establecido en la Ley 453, exoneración de todos los impuestos municipales vigentes sobre bienes inmuebles, ventas y matrículas durante la construcción del proyecto, exoneración de todos los impuestos que pudieran existir sobre la explotación de riquezas y exoneración de impuesto de timbres fiscales (ITP) que pueda causar la construcción u operación del proyecto en diez años.

Por su parte el diputado Carlos Langrand señaló que en 2014 se generó 51 por ciento de energía con fuentes renovables, lo que indicó significa para el país un ahorro aproximadamente de 250 millones de dólares.

Fuente: La Prensa