Noticias

La Región de Flandes, en Bélgica, ofrecerá un nuevo sistema de garantía de perforación geotérmica

Antwerp, Flandes, Bélgica (source: flickr/ Russ Bowling, creative commons)
carlos Jorquera carlos Jorquera 26 May 2017

La Región de Flandes, en Bélgica, ofrecerá un nuevo esquema de garantía de riesgo geotérmico, que permitirá a los desarrolladores recuperar una parte del costo, si es que la perforación de recursos geotérmicos no es exitosa.

La región de Flandes se encuentra planeando fomentar el desarrollo de proyectos geotérmicos, todo esto a través de un nuevo esquema de garantía que ayudaría mitigar el riesgo de perforación temprana de los proyectos.

El proyecto fue anunciado por el ministro de Energía, Bart Tommelein, el cual señalo que espera “convencer a las empresas a invertir y facilitar un avance en la energía geotérmica profunda en Flandes”.

Las empresas interesadas pueden presentar una propuesta al gobierno. Bajo el esquema, los proyectos podrían recibir ciertos costos recuperados, si la producción de energía del pozo perforado no alcanza los resultados económicos esperados. Bajo el esquema, las compañías pagarían una prima del seguro para el proyecto.

Actualmente, sólo el Instituto Flamenco de Investigación Tecnológica (Vito) ha llevado a cabo un proyecto experimental sobre la energía geotérmica profunda en Flandes, con resultados prometedores. La región de Kempen, en el norte de Amberes y Limburgo, es el área más atractiva para la perforación, porque las capas de roca más duras son más profundas que en otros lugares.

En Flandes, el gradiente geotérmico es de aproximadamente 3° C por 100 metro y el flujo de calor varía de 50 a 90 kW/m2. Esta variación, combinada con la geología local, implica que el aumento de temperatura con la profundidad varía para diferentes áreas. Un cálculo simple demuestra que uno debe perforar aproximadamente 500 m de profundidad para encontrar agua con una temperatura de 25 °C. Éste, es apenas sobre el límite inferior para las aplicaciones geotérmicas directas. En Flandes, las capas acuíferas a esta profundidad sólo pueden encontrarse en la región de Campine y en la zona más al sur de Flandes Occidental. Las aplicaciones directas para las que se necesita una temperatura de 40 °C o más, sólo son posibles en el área de Campine. Por el contrario, las aplicaciones que hacen uso de bombas de calor son posibles en todas partes.

Las aplicaciones geotérmicas no tradicionales, como EGS (Enhanced Geothermal Systems) o HDR (Hot Dry Rock), son en principio, posibles en toda Flandes. Sin embargo, la viabilidad económica de tales proyectos debe evaluarse caso por caso.

 

Fuente: Flanders today, Vito  // ThinkGeoEnergy