Noticias

GreenFire comenzará las pruebas del proyecto de demostración geotérmica de circuito cerrado en Coso, California

Coso well, California (source: GreenFire Energy)
carlos Jorquera carlos Jorquera 24 Apr 2019

Después de finalizar la construcción del primer sistema geotermal de circuito cerrado,GreenFire Energy está ahora preparada para el testeo de su tecnología ECO2G.

GreenFire Energy Inc. anunció la finalización de la construcción y el inicio de las pruebas de la primera planta demostrativa a nivel de campo de un sistema de energía geotérmica de circuito cerrado. El proyecto utiliza un pozo inactivo en el campo geotérmico de Coso, California. Las pruebas de aceptación de los componentes clave están en proceso y las pruebas de flujo activo comenzarán a principios de mayo. Un informe final de los resultados de las pruebas se pondrá a disposición de la Comisión de Energía de California y de los participantes del proyecto más adelante este año.

Joseph Scherer, director ejecutivo de GreenFire Energy, señaló “Este proyecto será un hito importante en el desarrollo de la generación de electricidad con energía geotérmica en circuito cerrado”, así también “Hemos estado trabajando con la Comisión de Energía de California, nuestros socios del proyecto y la Compañía Operadora Coso durante más de dos años para demostrar cómo la tecnología geotérmica de circuito cerrado puede superar los difíciles problemas que han limitado la generación de energía geotérmica, tanto en la geotermia existente como en los proyectos nuevos”. GreenFire ha calificado su tecnología geotérmica de circuito cerrado como ECO2G ™.

GreenFire demostrará y probará dos enfoques para la geotermia de circuito cerrado:

  • El uso de la tecnología de GreenFire para modernizar los pozos hidrotermales de bajo rendimiento o de bajo rendimiento para que sean más productivos. GreenFire permitirá la producción de vapor geotérmico y salmuera del recurso geotérmico, a la vez que hace circular agua y luego gas supercrítico CO2(sCO2) como fluidos de trabajo en un intercambiador de calor de fondo.
  • El uso de la tecnología en formaciones de roca seca caliente para grandes proyectos de zonas verdes. GreenFire hará circular tanto el agua como luego el sCO2 en el intercambiador de calor de fondo en condiciones estáticas de recursos. La simplicidad conceptual de los sistemas de circuito cerrado en tales formaciones es intrínsecamente atractiva porque un intercambiador de calor de fondo de pozo sellado obvia la necesidad de lidiar con la complejidad del subsuelo completo. El riesgo de perforación se reduce porque la intersección de las fracturas naturales con el agua que fluye no es esencial y se evitan los problemas asociados con el mantenimiento de la circulación del agua a través de la roca. Además, un sistema de circuito cerrado en roca seca caliente reduce los problemas de corrosión, gases no condensables, reacciones químicas y partículas.

Brian Higgins, director de tecnología de GreenFire, destacó “El aspecto físico del proyecto es conceptualmente sencillo. GreenFire insertará un intercambiador de calor de tubo en tubo en el pozo hasta una profundidad de 1000 pies. Las pruebas compararán el rendimiento del agua con sCO2 como fluidos de trabajo en un sistema de circuito cerrado. Los resultados de las pruebas se compararán con nuestros modelos patentados que se desarrollaron junto con la investigación interna como resultado de cuatro años de investigación con el Departamento de Energía de los Estados Unidos, los laboratorios nacionales y una variedad de empresas consultoras especializadas”.

Chris Ellis, vicepresidente y gerente general de Coso Operating Company, está estrechamente involucrado en el proyecto y ha brindado apoyo clave. “Esta tecnología tiene múltiples aplicaciones para la generación de energía geotérmica. En forma independiente, o como adaptación a la infraestructura existente, el diseño de GreenFire permite la generación de electricidad a partir de pozos/recursos que no son económicamente viables utilizando un enfoque tradicional. En nuestro caso, esperamos recuperar el uso de activos varados (pozos) que no producen a nivel comercial (pero contienen calor elevado) y pozos que producen, pero no pueden utilizarse debido al alto contenido de gas. Estamos entusiasmados con la perspectiva de que la geotermia de circuito cerrado podría permitir una capacidad adicional sustancial en nuestro sitio”.

El proyecto de demostración de Coso fue posible gracias a una importante subvención de la Comisión de Energía de California. Se obtuvo financiamiento adicional del programa Shell GameChanger y del Instituto de Investigación de Energía Eléctrica (EPRI), y su miembro, Electric Power Development Company, Ltd. (J-POWER Company), una importante empresa de servicios públicos japonesa que opera sus propios campos geotérmicos. Coso Operating Company ha sido fundamental para proporcionar un sitio adecuado y un apoyo extraordinario para el proyecto.

Fuente:  GreenFire Energy