Noticias

En Colombia, la Chec está lista para revivir el proyecto de generación de energía geotérmica en Villamaría

Hot Spring en Villamaria, Caldas, Colombia (feunte: flickr/ fixiewrek, creative commons)
carlos Jorquera carlos Jorquera 27 Mar 2017

En Colombia después de unos 20 años, se espera impulsar la energía geotérmica en la zona alta de Villamaría, en las veredas El Páramo, Papayal y Playa Larga. En el corto plazo el objetivo es comprobar la temperatura y presión, con el fin de determinar si se cumplen las condiciones para generar energía a través de vapor a altas temperaturas.

En Colombia después de unos 20 años, se espera impulsar la energía geotérmica en la zona alta de Villamaría, en las veredas El Páramo, Papayal y Playa Larga.
John Jairo Granada, gerente de Chec, dice que el objetivo es tener un concepto final de Corpocaldas sobre el plan de manejo ambiental y reiniciar la fase de exploración, puesto que “ya tenemos la valoración de esos pozos exploratorios”.
Aun el proyecto se encuentra en proceso de financiación, pero existen firmas alemanas interesadas. Según Granada, por ahora se negocia el proceso de participación en este proyecto que requiere de una inversión cercana a los 24 millones de dólares.
Por otra parte Julián López Palacio, coordinador del proyecto geotérmico de Chec, sostuvo que el objetivo es comprobar la temperatura y presión, con el fin de determinar si se cumplen las condiciones para generar energía a través de vapor a altas temperaturas.
La fase exploratoria se inició con Gesa hacia 1997, en el pozo Nereidas 1, en la finca Pirineos. Allí se obtuvo un nivel de agua de 680 metros de profundidad y una temperatura cercana a los 200 grados centígrados, con ello se inició el proceso de exploración hasta los 2 mil metros, pero solamente se llegó hasta los 1.400. Por lo cual los resultados no fueron precisos, ya que no hubo flujo de vapor.
López manifestó que “Ya llevamos cinco años en este proceso para terminar los estudios y hemos invertido unos $6 mil millones. Entre estos se han incluido estudios geotécnicos, magnetotelúricos, geo sísmicos, geofísicos y químicos”.
Después del concepto y del aval de Corpocaldas, la tarea es iniciar las exploraciones en el 2018, proceso que podría tardar entre 6 y 10 meses. En el 2019 se sabría si esta región tiene potencial de energía geotérmica o no.
En el 2015 ISAGEN también puso sus ojos en Villamaría para impulsar un proyecto similar de Geotermia. La compañía antioqueña Toshiba West Japan Engineering Consultants, Inc. (West JEC) y Schlumberger firmaron el memorando de entendimiento para evaluar la posibilidad de establecer una alianza estratégica, con el fin de desarrollar la primera planta de energía geotérmica en Colombia, con una capacidad de generación de 50 megavatios. La entidad destacó que en caso de resultar exitoso, la planta estaría en operación comercial en el 2020. Por ahora se está en la etapa de prefactibilidad y solicitud de licencia ambiental.

 

Fuente: LaPatria

 

ad_GeoLAC2017_728x90C