Noticias

El rol de las empresas japonesas en el desarrollo geotérmico en Kenia

Olkaria I Geothermal Plant (Source: Toshiba Press Release)
carlos Jorquera carlos Jorquera 20 Mar 2018

Con un potente apoyo gubernamental en la forma de financiamiento a la exportación, las empresas japonesas, como Mitsubishi y Toshiba, han podido dominar el suministro de turbinas y otros equipos para el desarrollo geotérmico en Kenia.

JICA, la Agencia Internacional de Cooperación Japonesa, otorgó un préstamos concesional a la empresa KenGen para la actualización de la unidad geotérmica Olkaria I, en Kenia. En este contexto, resulta relevante entregar algo de información acerca del importante rol de Japón en el desarrollo geotérmico en Kenia.

COn la posibilidad de financiar licitaciones para el suministro de turbinas para Kenia, a través de fondos de la Agencia Internacional de Cooperación Japonesa JICA, la empresas japonesas han tenido una clara ventaja sobre otros potenciales suministradores de equipos, en todos los procesos de licitación por turbinas geotérmicas en Kenia.

Por ello, no sorprende ver cómo las empresas japonesas se han transformado en suministradores claves para construir la industria geotérmica en el país.

Habiendo suministrado turbinas y otros equipos pesados, las empresas japonesas como Mitsubishi, Toyota Tsusho, Toshiba y otras, han marcado el paso en el mercado.

Toyota Tsusho construyó adicionalmente las Unidades IV, V y I en Olkaria, mientras que Toshiba suministró las turbinas.

Más recientemente, KenGen contrató un consorcio comprometiendo a Mitsubishi para construir la planta geotérmica Olkaria V de 158 MW, en Naivasha. La construcción finalizará a mediados de 2019, donde Mitsubishi además suministra las turbinas.

Toyota Tsusho, junto a la koreana Hyundai, construyeron para KenGen 280 MW en plantas geotérmicas en Olkaria (Olkaria I unidad IV y V, y Olkaria y Olkaria IV unidades 1 y 2). Estas fueron conectadas a la red nacional el segundo semestre del 2014 y 2015. Las turbinas y generadores fueron suministrado por Toshiba.

Con una capacidad geotérmica instalada de 676 MW, Kenia tiene aún mucho más en el pipeline por desarrollar. El desarrollador privado Ormat está expandiendo su planta geotérmica Olkaria III y KenGen tiene otros 12 proyectos corriendo, que podrían adicionar cerca de 600 MW hasta el año 2021. Desarrollo adicional del sector privado, por ejemplo Menegai, podría adicionar otros 200 MW. Mientras Kenia está rankeada N°9 a nivel mundial, de acuerdo a su capacidad instalada de generación geotérmica, podría subir en el ranking con el desarrollo actual.

Japón, por otro lado, que es uno de los países geotérmicos relevantes a nivel global, no está desarrollando su potencial, sino que está actuando como un exportador. Esto es realmente triste, dado el gran potencial geotérmico de Japón.

Fuente: Business Daily Africa  / ThinkGeoEnergy