Noticias

Apuesta por la energía geotérmica: planificación de un futuro 100% renovable para Estrasburgo

Quai Saint-Nicolas, Strasbourg, France (source: flickr/ Valentin R., creative commons)
carlos Jorquera carlos Jorquera 1 Aug 2018

En su viaje a convertirse en una ciudad 100% renovable, Estrasburgo en Francia, está apostando por la energía geotérmica para la calefacción y generación de electricidad. A través de Electricité de Strasbourg y su subsidiaria ES Geothermie, se está desarrollando un programa en investigación y desarrollo y también en proyectos específicos.

Desde el comienzo de la década de 2000, Estrasburgo ha sido una de las principales ciudades europeas que impulsa la transición energética y el desarrollo sostenible. Un compromiso que no esperó a que el Acuerdo de París pusiera en marcha una nueva estrategia para el uso de los recursos energéticos. Pero el Ayuntamiento de Estrasburgo todavía quiere ir más allá: busca alcanzar el 100% de energía renovable para 2030, según informaron recientemente desde Francia.

Estrasburgo: un plan climático para 2030

En el espacio de diez años, Estrasburgo ha logrado reducir su consumo de energía per cápita en un 20%. Una sobriedad energética que, de hecho, es solo el primer paso hacia un proyecto más global. En la COP23 celebrada en Bonn, Alemania, Estrasburgo anunció oficialmente su Plan Climático para el horizonte 2030. Una carta que enumera muchos compromisos, con un objetivo principal: alcanzar el 100% de energía renovable en su consumo anual a partir de 2030. Si el objetivo es ambicioso, la ciudad sí tiene muchos activos para alcanzarlo.

Para esto, Estrasburgo planea avanzar en dos ejes principales: el desarrollo de energías renovables, pero también la mejora del rendimiento energético de los edificios en la ciudad para reducir aún más el consumo de energía global. Con respecto a la mejora del rendimiento energético, Estrasburgo planea pilotear un ambicioso proyecto de renovación de viviendas. Todos los años hasta el 2030, la ciudad se compromete a renovar 5.000 viviendas para mejorar el aislamiento.

Desarrollar proyectos de energía renovable de forma inteligente e innovadora

Para desarrollar energías renovables en su territorio, Estrasburgo está apostando por la energía geotérmica, en particular la energía geotérmica profunda. Dos proyectos ya están planeados: en Illkirch y Reichstett, en una antigua refinería que se convertirá para albergar el pozo geotérmico más profundo de Francia. Ese desarrollo es impulsado por la empresa local Electricité de Strasbourg (ES). La empresa mantiene un negocio propio de energía geotérmica, ES Geothermie. La compañía está involucrada en una variedad de proyectos de investigación internacionales y en su propio desarrollo. Está involucrado en la planta de energía geotérmica Soultz-sous-Forets, la planta de calefacción geotérmica Rittershofen y muchos más. Los detalles sobre sus referencias se pueden encontrar aquí.

En el lado solar, la ciudad lanzó a principios de mayo de 2018 un registro solar gratuito que cada habitante puede consultar para calcular el potencial térmico y fotovoltaico de su techo, así como la rentabilidad del proyecto. Lo que apoya el desarrollo de la energía renovable, incluso a nivel individual.

Y para hacer un mejor uso de la ENR, a la eurometrópolis de Estrasburgo no le falta imaginación. Después de la construcción de su nueva planta de biomasa en 2016, la ciudad se dio cuenta de que la pérdida de energía de la planta era significativa. Porque si la infraestructura ha permitido que la ciudad alcance el 70% de energía verde, libera una gran cantidad de calor fatal, una energía no aprovechada que podría ser útil. Para reducir esta pérdida de energía, la ciudad decidió construir un invernadero urbano en el suelo adyacente a la central eléctrica. Una solución innovadora para operar diferentes equipos en simbiosis mientras mejora aún más el rendimiento energético de la ciudad.

Para el Ayuntamiento de Estrasburgo, una vez más, el objetivo es claro: garantizar que la factura de energía de cada hogar no supere los 80 EUR (94 USD) por año. Eso es veinte veces menos que el promedio nacional.

Fuente: Lener Geek / ThinkGeoEnergy